La inteligencia emocional y su importancia en la calidad de vida laboral

La inteligencia emocional y su importancia en la calidad de vida laboral

629

El modo en el que los miembros de un equipo ven a sus compañeros y superiores se encuentra sujeto a diversas variables. Una de las más importantes es la manera en la que las personas perciben sus emociones y las de los demás, y la forma cómo las gestionan. Esto influye en la calidad de vida laboral, y la gestión de dichas emociones se encuentra sujeta a la inteligencia emocional de cada persona.

¿Qué es la calidad de vida laboral?

Según Casas, Repullo, Lorenzo y Cañas en (2002), la Calidad de Vida Laboral (CVL) comprende el conjunto de condiciones relevantes para la satisfacción y la motivación de los trabajadores, algunas de estas condiciones son: las retribuciones, los conocimientos, las posibilidades de desarrollo, el entorno de trabajo, los horarios, entre otros. En otras palabras, la CVL se puede definir como el equilibrio entre los objetivos organizacionales y personales que generan un vínculo con el desarrollo del ser humano. Teniendo en cuenta lo anterior, la CVL puede verse influída de manera negativa o positiva por diferentes factores.

A continuación, se hablará de dos factores, por un lado, se encuentra la inteligencia emocional: la cual puede influir de manera positiva o negativa, dependiendo del nivel de gestión emocional personal. Por otro lado, el segundo factor a tratar será el estrés generado en el ámbito laboral.

Influencia del estrés en la vida laboral

Según diversos autores, el estrés es una reacción adaptativa del ser humano a determinadas situaciones que pueden resultar amenazantes o desconocidas; por otra parte, el estrés laboral, teniendo en cuenta el artículo de Posada, (2011), es la percepción de desbalance que existe entre las exigencias implantadas para realizar una tarea y la falta de recursos para poder llevarla a cabo, lo cual desencadena en sensaciones desagradables.

Según Newstrom, Sánchez, Carril, Deras y Guzmán (2011), el estrés puede ser leve o grave, temporal y prolongado y sus efectos están relacionados con el control y la sensación individual de cada persona, cargo o equipo de trabajo, que pueden desencadenar en el bajo rendimiento laboral. Así mismo, el estrés puede generar consecuencias negativas a nivel conductual, como el ausentismo laboral y la agresividad; a nivel fisiológico, problemas digestivos, trastornos del sueño; y a nivel psicológico depresión, agotamiento e irritabilidad.

Teniendo en cuenta lo anterior, las organizaciones se han centrado en generar estrategias que permitan controlar y/o mitigar los efectos negativos del estrés y prevenir su aparición. Algunas de estas estrategias son las técnicas de relajación y el bienestar social. No obstante, una de las estrategias  sobre la cual se han enfocado recientemente es el apoyo social, ya que la ausencia de relaciones sociales en el trabajo y el bajo apoyo percibido influyen de forma significativa en la relación entre el estrés y la calidad de vida laboral.

Con lo anterior, se da paso al primer factor mencionado anteriormente, el cual se encuentra relacionado con la manera como las personas gestionan sus emociones y la de los demás.

Inteligencia emocional

Durante mucho tiempo, se tuvo como base que el rendimiento laboral estaba ligado a la formación profesional que tenían los empleados. Sin embargo, después de estudiar las organizaciones y, con ellas, la satisfacción de sus empleados, su calidad de vida laboral y su afinidad con el lugar de trabajo, se halló que los empleados no siempre se sienten más identificados con las personas con más conocimientos técnicos, sino con aquellas que promueven su desarrollo personal y laboral, de esta manera se inician nuevos estudios sobre el término inteligencia emocional (IE).

La IE, según Mayer y Salovey, como se citó en  Danvila Del Valle y Sastre Castillo en (2010), se define  como “la capacidad de percibir con exactitud, valorar y expresar emociones (IE); la capacidad de encontrar y/o generar sentimientos cuando éstos faciliten el pensamiento y la capacidad de comprender y regular las emociones para promover el crecimiento emocional e intelectual” (p. 108).

Teniendo clara la definición, es importante resaltar que la IE proporciona entornos de trabajo más productivos, dado que genera mayor satisfacción personal y tiene efectos sobre la salud, creando experiencias positivas y trayendo consigo satisfacción laboral, puesto que mitiga el desgaste y el cansancio laboral.

Por otra parte, cabe destacar, que la IE proporciona experiencias positivas en los empleados, creando equipos de trabajo más colaborativos gracias a la potencialización de competencias emocionales que permiten que sus empleados realicen una mejor apreciación de sus emociones y de la de los demás, generando más empatía; lo que conlleva a una mejor adaptación y ajuste al entorno de trabajo, creando así equipos de trabajo más sólidos con mejores canales de comunicación.

Referencias

Casas, J., Repullo, J., Lorenzo, S., y Cañas, J. (2002). Dimensiones y medición de la calidad de vida laboral en profesionales sanitarios.  Revista de administración sanitaria, 5(23), 527(143) – 544 (160). Fecha de consulta [05 de marzo de 2021] https://bit.ly/2Ot49PY 

Danvila Del Valle,I., y Sastre Castillo, M (2010). Inteligencia Emocional: una revisión del concepto y líneas de investigación. Cuadernos de Estudios Empresariales. 20(10), 107-126 Fecha de consulta [07 de marzo de 2021]. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3934705  

Macías Fernández, A. J., Gutiérrez-Castañeda, C., Carmona González, F. J., y Crespillo Vílchez, D. (2016). Relación de la inteligencia emocional y la calidad de vida profesional con la consecución de objetivos laborales en el distrito de atención primaria Costa del Sol. Atencion Primaria, 48(5), 301–307. Fecha de consulta [05 de marzo de 2021] https://doi-org.ezproxy.unbosque.edu.co/10.1016/j.aprim.2015.06.007

Newstrom, J. W., Sánchez Carrión, M. Á., Carril Villarreal, María del Pilar, Deras Quiñones, A., y  Guzmán Brito, M. P. (2011). Comportamiento humano en el trabajo (13a. ed.). México; Bogotá; Buenos Aires: McGraw-Hill.

Posada, E.  (2011). La relación trabajo-estrés laboral en los colombianos. Rev CESSaludPública; 2(1):66-73 [05 de marzo de 2021] https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3677384 

Pack EDTP® Liderazgo Productivo

 

Vanessa Vivas Vargas

2 Comentarios. Dejar nuevo

  • Rodolfo vivas
    marzo 8, 2021 1:11 pm

    Muchas felicitaciones y bendiciones excelente artículo que todas las empresas debería implementar

    Responder
  • Darlin Stella Vivas Solarte
    marzo 9, 2021 12:27 am

    Excelente artículo, implementar la inteligencia emocional en lo laboral ayudará a mejorar la calidad de vida de los trabajadores y a mejorar su rendimiento.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

No se han encontrado resultados.

Menú