En la entrada de hoy, nos hacemos eco de un interesante -e irónico- artículo publicado en El Blog Salmón, que describe las claves para poder detectar a los diferentes tipos de saboteadores que puedes encontrarte en tu empresa.

Se habla de un saboteador cuando una empresa encuentra entre la plantilla a trabajadores de la competencia, agentes de gobiernos extranjeros, espías, anti-sistemas, miembros de sectas o amantes del caos y el desorden.

Un saboteador profesional es capaz de acabar con el buen ambiente en cualquier empresa u organización, y si esto ocurre, las empresas sufren una de las peores consecuencias que les pueden ocurrir: la fuga del talento.

Un mal ambiente en el trabajo, termina provocando la marcha de las personas más ingeniosas - tuitear          

Si hay sospechas de tener un saboteador en la empresa, una simple hoja de cálculo permite realizar el seguimiento de los malos comportamientos encontrados entre los trabajadores de una organización. Además, si ésta se mantiene actualizada mensualmente, será sencillo contabilizar los errores cometidos por los trabajadores puesto que todos estos fallos serán visibles a simple vista en dicha hoja, siendo mucho más sencillo identificar a los saboteadores para conservar el buen ambiente y prevenir la fuga de talentos hacia otras empresas.

La siguiente infografía, indica lo que hacer dependiendo de los fallos de cada trabajador:

Encuentra a los saboteadores de tu empresa

 

 

También existe la posibilidad de que los errores vengan provocados por una deficiente gestión de la comunicación interna o de la organización individual. Si ese es el caso de tu organización, no dudes en revisar los talleres de formación de La Fábrica del Tiempo para poder tomar medidas prácticas y efectivas.

Fuente del artículo: http://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/manual-del-saboteador-corporativo

Fuente de la imagen: https://pixabay.com/es/alicates-herramienta-elektroniker-1031982/