Cambio de hábitos

En todo proceso de mejora aplicado a nuestro ámbito personal, o profesional, se hace necesario establecer, y sobre todo cumplir, un cambio de hábitos.

El hábito es el comportamiento repetido de una persona de forma regular. Tal y como se cita en el blog vibrandopositivo.blogspot.com, «a través de los hábitos se programa nuestro cerebro para actuar en piloto automático, en la comodidad y en la rutina». En estudios realizados se dice que el cambio de hábitos, por pequeños que éstos sean, nos permiten salir de la rutina convirtiéndose en un motor para la innovación.

En los procesos de mejora de la productividad mediante la optimización del tiempo, es necesario realizar un análisis de los hábitos desarrollados durante cada día, cada semana, para poder detectar cuáles son los bueno, es decir, las virtudes, y cuáles son los malo, es decir, los vicios.

¿Cómo cambiamos los hábitos?

El primer paso para decidir llevar a cabo un cambio, es tener tener la total convicción de los beneficios que nos va a reportar, bien por placer o bien por necesidad. A partir de ese momento, la mente tiene mayor predisposición, pero no nos engañemos, eso no nos asegura el éxito. En el blog de recursos de autoayuda,  nos explican como llevar a cabo un cambio de hábitos mediante el método de los 30 días, que se basa en no considerar el cambio como algo permanente, sino como algo temporal, de modo que no se convierta en una barrera mental visualizando como un gran cambio. La prueba de 30 días nos permitirá como mínimo un beneficio por haberlo llevado a cabo durante ese tiempo, y además tendremos un éxito personal y reciente sobre el cual basar la continuidad de nuestro cambio.

A continuación os muestro un interesante vídeo sobre los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, de Stephen Covey 

http://youtube.googleapis.com/v/hF1REGD4yCA?fs=1

Fuente de la imagen: Club de creadores conscientes