Retomamos los hacks de productividad, y hoy abrimos un debate que seguro forma parte del día a día de los trabajadores de muchas empresas. Llega tu hora de almorzar, y después de unas horas sin levantar la vista del ordenador puedes disfrutar de un rato para evadirte y renovar tus energías para seguir con esa jornada que aún no llega a su fin. Pero ese ambiente en contra de los descansos que se ha generalizado en la empresa te impide disfrutar de tu tiempo libre. ¿Alguna vez te ha pasado? 

Como ya hemos mencionado en alguno de los hacks anteriores, tendemos a pensar que cuantas más horas pasamos sentados frente al ordenador, más productivos somos y mejor hechas estarán nuestras tareas, que dedicar momentos a evadir nuestra mente no hará otra cosa que perder concentración. No nos paramos a pensar en los efectos nocivos de las jornadas intensivas sobre nuestra productividad, y más allá, sobre nuestra salud. No dedicar un tiempo a levantarnos de la silla, dar una vuelta a la manzana, ver los rayos de sol y notar el viento hará que tu energía caiga cada vez más rápido y que con ella, la concentración, la creatividad y tu productividad estén bajo mínimos.

Y si es importante levantarnos de la silla, no hablemos de comer algo a mitad de nuestra jornada, porque dedicar horas y horas a resolver proyectos con esa sensación de tener el estómago vacío no beneficia nada a nuestra productividad, y a la excelencia con la que podemos resolver nuestras tareas. Es importante tomar alimentos que nos ayuden a recargar nuestras pilas, para que cuando volvamos a nuestra silla tengamos la sensación de comenzar de nuevo la jornada. Algunos de los alimentos que os ayudarán a terminar esas horas de trabajo sin caer en la improductividad los podéis encontrar en nuestro hack ¿Cómo influye un desayuno saludable en tu productividad?

Así que, tan importante es mantener la concentración cuando resolvemos una tarea como poder evadirnos unos minutos al terminarla. Estar en nuestro espacio de trabajo no significa estar disponible en cualquier momento, así que tómate un descanso cuando lo necesites, tu productividad será recompensada y podrás afrontar mejor y de forma más eficiente tu jornada de trabajo.

 

Fuente original del artículo: http://blog.hubspot.com/sales/unexpected-productivity-hacks

Fuente original de la imagen: https://pixabay.com