Aprender a delegar es uno de los mayores retos a los que se enfrenta cualquier jefe de equipo. No es lo mismo delegar que poner tareas. No es lo mismo delegar que enviar un correo electrónico con algo que deberíamos hacer nosotros pero que vamos a “pasar” a otro compañero. No es lo mismo delegar que poner un post-it encima de la mesa de un compañero.

¿Crees que sabes delegar?

A continuación te dejamos con una infografía que nos indica los 6 pasos imprescindibles para delegar de forma eficiente:

 

6 pasos para delegar eficientemente